Disiden-T

16 marzo 2009

…yo conocí a Quintín Cabrera

Filed under: Uncategorized — David @ 7:04
Tags: , , ,

Hoy escribo un post que nunca hubiera querido escribir, y sin embargo lo hago desde el egoísmo del que no encuentra otra forma de aliviar su dolor, y por qué no decirlo, cierto sentimiento de culpa. Como te dije en el último correo que te escribí, siempre he tenido la cuestionable “virtud” de dejar las cosas importantes para más tarde, y esta vez, ha sido demasiado tarde.

Te conocí en el año 92, en la playa de Las Canteras, habías ido a cantar a Canarias y te hospedabas en el hotel Melia Las Palmas. Por aquel entonces tu canción “Los reyes son los padres” ya hacía algunos años que era mi canción preferida. Te fui a buscar junto a mis padres y en la habitación del hotel me impresionaste con alguna que otra improvisación a la guitarra, luego fuimos a dar una vuelta por la zona de La Puntilla, y en un bar de la avenida, sacaste tu mate. Mi madre nacida, como tú, en Montevideo (…junto a un río como mar) me explicó, ante mi asombro, que era esa hierba que tomabas con tanta naturalidad.  No fue lo único que aprendí aquel día, ¿De verdad existía un equipo que se llamaba Wanderers?.

Llegó el día de tu concierto, y ante un abarrotado teatro Perez Galdós, cantaste buena parte de tu repertorio. Yo cantaba cada una de las canciones que había escuchado una y otra vez de aquella cinta de cassette que un año atrás le había “arrebatado” a mi madre. En cada una de las estrofas intentaba adelantarme unos segundos, para que la gente que se sentaba a mi alrededor, se diera cuenta de que me las sabía de memoria. “¡¡¡Ey que ese tio que está en el escenario cantando, sí sí, al que todo el mundo aplaude… Es amigo mío… yo conozco a Quintín!!!” pensaba orgulloso para mis adentros.

Y por fin llego el momento, sobre el escenario comenzó a sonar un punteo muy familiar. Sí, no podía ser otra, iba a empezar a cantarla, iba a poder oír en directo mi canción preferida, ¡¡Por fin iba a sonar “Los reyes son los padres“!!

Sin embargo sobre el punteo, no comenzó la canción. Comenzaste a comentar algo antes de empezar a cantarla. No me lo podía creer, ¡Me la estabas dedicando! Algunos amigos de mis padres, que estaban a mi alrededor, no paraban de mirarme con una sonrisa cómplice. Mientras  hablabas, una especie de sentimiento contradictorio, entre  vergüenza y  orgullo, recorría mi cuerpo. Es curioso pensar lo fácil que es incendiar el ego de un niño de diez años, nunca olvidaré ese momento.

Al finalizar el concierto me llevaron a los camerinos, donde  me entregaste la letra de la canción con una dedicatoria firmada de tu puño y letra, que aún hoy, diecisiete años después conservo como un tesoro:

“A mi sobrino postizo David, aunque sea del Barça, con cariño. Quintín”

Hoy diecisiete años despúes, leyendo lo que tus compañeros, tus camaradas y tus amigos escriben sobre ti, vuelvo a sentirme orgulloso, y vuelve a recorrer mi mente ese infantil pensamiento… “Ey, yo conozco Quintín”.

Hace un par de meses, me decidí a escribirte un correo, pero ese mismo día te habían ingresado, ya nunca recibí respuesta, otra vez volví a llegar tarde, pero esta vez demasiado.

Quintín, nos dejas tus canciones, nos dejas tus luchas, que son las nuestras, y nos dejas tu ejemplo, que es impagable. Pero también dejas un inmenso vacío, y la sensación de que, una vez más, he vuelto a llegar tarde.

Pero cuando la gente hable de tus canciones, cuando la gente hable de luchadores incansables, de gente que lejos de cualquier interés lo da todo por los demás, cuando la gente hable de heroicos revolucionarios que lo dieron todo por un mundo más justo. Cuando vuelva a oír a Silvio, citando a Bertold Brecht, hablar de hombres imprescindibles. En definitiva, cuando vuelva oír hablar de un hombre bueno, Yo podré decir orgulloso…

…yo conocí a Quintín Cabrera”

Hasta siempre Quintín.

Anuncios

27 enero 2009

Los Reyes son los padres.

Filed under: Uncategorized — David @ 0:31
Tags: , , ,

Recupero una entrada que publiqué hace ya un tiempo, y que se perdió en la migración del blog a wordpress. En un momento como este, no quiero perder la oportunidad de desearle toda la suerte del mundo, ya que el mundo necesita de gente como él. Ánimo Quintín!

Los Reyes son los padres.


Escuchaba la radio anoche y pasaba por los diferentes diales, buscando algún programa que me acompañase en mi insomnio permanente,, cuando escuche una voz familiar, cantando una canción aún más familiar, “Señor Presidente” de Quintín Cabrera.*
Quintin es un cantautor uruguayo, fuertemente ligado a numerosas causas sociales, lejos de los circuitos comerciales que se empeñan en hacer de la música un producto más del mercado y al que desde muy chico, he tenido la suerte de conocer personalmente.
Mientras escuchaba “Señor Presidente” me vino a la cabeza la primera canción que escuché de él, antes incluso de conocerlo. Fue en mi antigua casa, yo estaba tirado en el suelo de desgastado parqué del salón, mientras mi madre ordenaba las viejas cintas de cassette en un viejo mueble negro. Ella la encontró y me la puso, recuerdo que fue pocos días después de que mis padres me contaran que los Reyes eran los padres, tendría tan solo unos nueve años, y a partir de ese momento no paré de escucharla una y otra vez. Es impresionante como una canción puede ligarte a un recuerdo.
Si tuviera que hacer una banda sonora de mi vida, esta canción estaría, sin duda, entre las indiscutibles, por como marcó mi infancia. Aquí se las pongo, y les recomiendo que no pierdan la oportunidad de escuchar sus canciones, auténticas obras de arte.

Los Reyes son los padres


Vamos a hablar, hijos míos,

ya sabéis que los Reyes son los padres.

Que mataron a los indios por ser buenos

los vaqueros, machistas y cobardes.

Queremos que sepáis que el amor,
como todo lo hermoso, no es pecado.
Que Popeye se alimenta de espinacas
pero también de carne y de pescado.

Que es agente de la CIA el Ratón Mickey
y más que nada, Tarzán, es un racista.
Supermán es asexuado y gilipollas
y todos ellos son anticomunistas.

Que los niños no vienen de París
-y mucho menos de adentro de un repollo-
que los tigres de papel son cuentos chinos:
jamás el Coco se ha comido un rosco.

También el negro es un color hermoso
y no todo lo blanco es trigo limpio.
Quienes manejan las tonalidades
son miserables que se han hecho muy ricos.

Que el Oro de Moscú y el cuarto oscuro,
la cigüeña, la bruja y los angelitos,
son mentiras terroristas de los grandes
para tener engañados a los chicos.

Que ser virgen tampoco es una hazaña:
no hay diferencia entre falda y pantalones.
Para tirar adelante en esta vida
da lo mismo ovarios que cojones.

Acabamos, por hoy, con este rollo.
Hacéis bien si estáis tomando nota,
pero cuidado, que hay que tener presente,
que los padres, como todos, se equivocan.

Quintín Cabrera

 

*La cancion “Señor Presidente” aunque interpretada por Quintín es obra de Anibal Sampayo

Blog de WordPress.com.